Consejos para limpiar bien sin hacerse daño

Se ha hablado en muchas ocasiones de la higiene postural, esto es muy importante para no hacerse daño al cargar cosas pesadas, coger cosas que están por debajo de nosotros o al hacer movimientos repetitivos. Los malos movimientos son una causa de muchos de los accidentes laborales y las consecuentes bajas. Pero cuando se limpia la casa también puede haber movimientos que pueden causar daños y provocar dolencias.

¿Cómo podemos evitar hacernos daño mientras hacemos limpieza?

Consejos para no hacernos daño al limpiar

 Algunos consejos

 

  • Si se friegan los platos a mano hay que tener en cuenta a la hora de poner el fregadero que éste se encuentre a la altura del ombligo, y pondremos el pie encima de un peldaño para que la columna esté recta.
  • Al limpiar ventanas o paredes es mejor adelantar el pie derecho si se es diestro o el izquierdo si se es zurdo y no alejarse demasiado de la superficie que hay que limpiar, si la superficie a limpiar es alta no hay que estirarse, mejor subirse a una escalera o banqueta para llegar mejor y de vez en cuando hay que cambiar de brazo para no sufrir sobrecargas.
  • A la hora de planchar la tabla debe estar a la altura de la cadera, al igual que en el caso de fregar a mano, es bueno tener un peldaño para poner un pie esto te ayudará a que las piernas estén relajadas, por eso es bueno que de vez en cuando se cambie de pie. Si eres capaz de hacerlo cambia de vez en cuando la mano con la que planchas y si tienes que planchar mucho lo mejor es descansar cada cierto tiempo y hacer estiramientos.
  • Si hay que sacar la ropa de lavadora, hay que flexionar las piernas para evitar daños en la espalda.

Son algunos consejos para una buena limpieza de nuestras viviendas cuidando nuestra salud, no cuesta nada y nos sirven de ayuda.